miércoles, 7 de octubre de 2009

Olvídame.

Mañana parto, mañana muero, mañana lloro, mañana añoro el día de hoy, mañana caen estrellas contra el suelo que atraviesan mi cabeza, mañana, probablemente, desaparezca mi cara de este suelo de arena roja y forme castillos de cristal en una ola de espuma rancia, amarga como los campos de cebada que nublan mi seso y arañanan mi cuerpo desnudo, mi cuerpo que antes era carne y ahora sólo es humo negro, marchito.

Y me persigues por la calle en la que arrastro mis alegrías y mis triunfos, mordiéndome y arrancándome el deseo de debajo de las uñas, adheridas a las losas del suelo, porque ya no quiero ir más al sitio de tus reinos. Acabados los duelos, perdidos los deseos, moriremos sobre esa línea estrecha que separa tu ira de mi odio, tu casa de mi cielo.

Nunca más digas que la noche nuca tuvo tantas estrellas como hoy. Nunca cuentes los vientos que nos azotaron ni las piedras que llovieron sobre nuestra casa, porque sólo yo puedo creer(te) lo que nace de tu cabeza.

Olvidemos la sangre de la naranja resbalando por tus brazos y lo jugoso del tomate al reventar contra mis dientes de marfil y perla. Olvida la noche en que me prometiste los besos que pisaba, la noche en la que salí corriendo y cogí el primer vuelo que me llevaba lejos de ti y de todo.

Olvídame.

9 comentarios:

Daniela. dijo...

y tan difícil que es hacerlo, olvidar...

está chévere tu blog, te seguiré leyendo :)

Fractured Hand dijo...

¡Hola!Soy la antigua: http://jungladehormigon.blogspot.com/, pero por diversos motivos he cambiado de blog, y te tenía como seguidor en el primero; y para no perderte, me gustaría que me siguieras en éste nuevo: http://coherenciaigualacero.blogspot.com/

¡De veras muchísimas gracias!Ya que me está costando un trabajo horrible recopilar todo a mi nuevo blog.
¡Nos leemos!

Álvaro Beltrán dijo...

Qué sencillo parece leerlo, escribirlo, e incluso hacerlo. (Olvidar).
Pero qué difícil es arrancarse las cuerdas vocales y ordenarlas de modo que no sepan lo que contaron.

Un abrazo

Lys dijo...

Impresionante.

Cris dijo...

mañana sonríe :)

Kristel dijo...

Me gusta.

Quizás sea algo de eso que no se olvida nunca. Que con el tiempo se va oscureciendo, puede que volviéndose más borroso... pero nunca, nunca pierde su imagen.

Esparkling dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esparkling dijo...

El tiempo lo cura todo. Todito todo. :)

Laura. dijo...

me encanta!!
qué difícil nos resulta olvidar..con lo fácil que es amar, a veces con 3 segundos basta!Lo mismo que me ha pasado con tu blog..
voy a seguir leyendote :)